Jardines Imperiales y la Estación de Tokio

Hoy el tiempo no nos ha respetado demasiado. Por la noche, que hemos pasado mejor de lo que creía pese al jet lag, ha estado lloviendo. Por suerte la temperatura no era ni baja ni alta, casi se podía ir con manga corta.

P1010400

De camino a la estación de Tokyo, más vistas de las carreteras elevadas.

P1010431

P1010431

Esta columna soporta una de las carreteras elevadas, si os fijáis la vibración de la estructura se nota en el agua.

Así que ni cortos ni perezosos, nos hemos ido a los Jardines Imperiales, que están más o menos a la misma distancia de Akihabara pero tirando más hacia el Oeste. Por el camino, con el cielo blanco y una deprimente neblina matinal, hemos pasado por la estación de Tokyo (la central), lo que implicaba ver los Shinkansen y el resto de lineas de tren que pasan por esas vias, aunque sin poder entrar ya que obviamente, al andén no llegas si no pagas 😛 La estación, al menos el vestíbulo principal, mantiene el aspecto original, como suele pasar en todas, y a partir de ahí se moderniza. En Tokyo, como en otras estaciones en Japón, las vías pasan unas por encima de las otras igual que en las carreteras, y en directo, como siempre, impresiona más que en foto.

P1010431

P1010431

Vista del vestíbulo clásico de la estación de Tokyo. Y una máquina expendedora de tickets. Al final le pillamos el truco.

P1010431

Aquí cuando hacen grúas, las hacen de verdad. Cómo se nota donde hay riesgo de terremotos.

En cuanto a los jardines, pues la verdad es que ser, serán enormes, pero al estar casi del todo cerrados, sólo se puede ver la parte exterior. Hay bastante vigilancia y extrema limpieza, como en casi todas partes, y la verdad es que el aspecto general es muy bonito. Es de agradecer, que en semejante urbe, haya una gran espacio verde que haga respirar un poco la ciudad.

P1010431

P1010431

El primer puente antes de entrar.

P1010431

Una fuentecita 😛

P1010431

P1010422

P1010431

Se encontraba ya fuera de nuestro alcance…

P1010431

Tras pasearnos un poco más por los jardines, hemos decidido entrar en el metro. Pero eso ya lo explica Arnau.

Nihonbashi y Akihabara

Una vez en la TCAT, y después de extraviarnos, conseguimos llegar al hotel. Como hasta las 12:00 no podiamos acceder a la habitación (por ahora normal, el domingo nos cambian, y ya contaremos como es ;)) fuimos a dar una vuelta por Nihonbashi, localizando restaurantes, tiendas de comida, etc…

Nos sorprendimos al ver que en cada esquina hay maquinas para sacar refrescos… y lo mejor es que aceptan billetes asi que no hay problema con el cambio.

vending

Vimos multitud de parkings pequeñitos, rotatorios, subterranos por maquina… en fin…

rotatorio

La curiosa y util costumbre de los restaurantes de poner en la entrada reproducciones en plastico de los platos…

plastico

Curiosidades de las construcciones de Japón, detallitos en medio del hormigón, una escuela, etc…

colegio

oedrusco

Una vez aposentados y aseados un poquito después del largo trayecto, fuimos a comer a un McDonalds (carta en inglés, asi que sin problemas) pq no queriamos liarnos y a continuación nos acercamos a Akihabara.

No estaba muy lejos, y una vez cruzado el rio, el tranquilo barrio de Nihonbashi, se convertio en un ajetreado Akihabara…. mucha gente, calles anchas, mucha tienda…

Dimos una vuelta, compré algunas cosillas (dos juegos, una peli y una PSP blanquita), y fuimos tirando para el hotel pq César estaba que no se aguantaba de cansancio :_

Compramos cosillas para hacer la cena y ahora estamos descansando a que lleguen las 8 o 9… que aún son las 5 de la tarde >_< En fin, mañana más, que descansando un poco tendremos mas energia y iremos algo mas lejos a ver algo de arquitectura y jardines... ademas de adentrarnos algo mas en Tokio (y por supuesto seguir buscando cositas para comprar ^^).