Asakusa

Esta mañana, hemos decidido acercarnos a Asakusa a ver los templecitos. De camino hacia ahi, aparte de cruzar por la cara por dentro de una escuela, nos encontramos con un edificio de Bandai, decorado como no, con estatuas en la calle y figuritas dentro.

DSC01694

P1010478

P1010482

Al ser domingo y bastante temprano todavia, no habia mucha gente por la calle…

DSC01697

Aunque al llegar al corazón de Asakusa, la cosa cambió, mucha peña pasando la mañana ahí. Aún así, debo decir que las aglomeraciones en Japón no agobian como en españa, y eso me gusta.

De aquí poco que decir, muchos tenderetes de comida (estos Japos tol dia comiendo), de recuerdos (bastante caros) y unos templos muy majos.

DSC01706

P1010491

Después de esto, nos acercamos al rio donde vimos una nave espacial flotante y varios edificios curiosos.

P1010499

P1010505

Después, volvimos para el Hotel en Metro (^_^) pués teniamos que canviar de habitación.

Los rinconcitos de Tokyo

Una cosa muy curiosa es que desperdigados por todo Tokyo encontramos muchos santuarios…

DSC01672

P1010466

Curioso sin duda, y muy bonitos.

Dos días. Impresiones.

Llevamos un par de días por aquí.

Cuando llegamos a Narita, nos dimos cuenta de la diferencia esencial de éste país: educación. Encontrar la taquilla para comprar los billetes del autobús que queríamos fue demasiado fácil. Estaba todo muy bien señalizado y explicado. Pagamos lo correspondiente y nos esperamos en la cola. Perdemos el primer bus, pero el siguiente no tarda ni 10 minutos en llegar. Nos cogen las maletas ellos mismos y al subir al autobús, vemos que pese a ser viejo (todos lo parecen), está como nuevo. Todo. Ya empezamos a darnos cuenta de qué iba todo esto. No en todas partes te encuentras lavabos que cumplen la norma ISO9001, como los del aeropuerto 😛

En el bus voy viendo los coches por la autopista, y a parte de ser todos relativamente modernos, están todos como recién sacados de un tunel de lavado. Pero no sólo los coches. Furgonetas, camiones, todos limpios, como recién pintados. Por supuesto todos con su pantalla GPS, etc. No todo es de hace dos días, desde luego, pero parece que no lo hayan usado más de dos semanas.

Para los que no estamos acostumbrados a vivir, porque entre otras cosas no hemos estado nunca, en ciudades tan grandes, algo como Tokyo impacta, pero a mi ya es que incluso me supera. Me deprime, casi. Paseas por sitios que no son ni mucho menos el centro, pero que ya tienen unas oficinas y unos bloques de apartamentos que rivalizan con las torres Mapfre de Barcelona. Hablamos de una área metropolitana (Tokyo+Yokohama+ciudades residenciales) que supera los 35 millones de personas. Da igual donde mires, no encuentras el final. Notas la soledad de no conocer a nadie mucho más en sitios como éste que en un pueblo perdido en el campo, por mucha gente que veas. Llevamos sólo dos días y no hemos visto, literalmente, nada. Prefiero no rallarme.

La gente me ha soprendido, porque lo que me esperaba de los japoneses me lo he encontrado casi tal cual. Un ejemplo. Una persona cualquiera va a una tienda a comprar algo. Te saludan muy amablemente (incluso al entrar y al salir). Tú depositas, siempre en una bandejita, el dinero o tarjeta para pagar el producto. Muchos esperan hasta que lo hagas, no se suele dar el dinero en mano. De hecho, si lo das en mano ellos lo ponen en la bandeja igualmente. Te dan las gracias al coger el dinero, y tienen la buena idea, con el cambio, de darte primero los billetes, para que te los guardes en su compartimento del monedero, y después las monedas restantes junto con el ticket de compra. No como en España que te lo dan todo a saco y es un caos. Luego te ponen el producto en una bolsa (ni te preguntan si lo quieres, lo dan por hecho) y le ponen una pegatina de la tienda para cerrarla. Te vuelven a dar las gracias por enésima vez y te vas.

Parecerá una parida sin importancia, pero joder, se agradecen estos detalles. Y es que T?? les has hecho el favor de comprar en su «miserable» tienda, no tendrías que haberlo hecho, pero lo haces. Y es que esa es la verdad. Por tanto te lo agradecen . Educación+humildad, es de lógica aplastante. En España ni comprando en una tienda de lujo te tratan así. En Japón, en el mega centro comercial más masificado de Akiba, en la tiendecita de barrio donde entras a comprarte un poco de ramen para cenar, o incluso en un McDonalds, te tratan igual de bien. Estamos hablando de gente a la que tú sin querer le has dado un codazo en una tienda abarrotada hasta arriba y ellos te piden perdón también.

No quiero decir que sean angelitos, ni mucho menos. De hecho, muestran su máscara a los demás, no como son en realidad, aquí son más hipocritas de lo que parece, mucho más que nosotros, los latinos, que tendemos a ser más sinceros. Pero está claro que la manera de comportarse refleja la disciplina con la que cumplen.

Y funciona. Basta con pasearse. Qué habremos visto de Tokyo…, menos de un 1%? Pero ves como todo está masivamente señalizado, pintado, indicado, cuidado, no de desaprovecha ni un rincón de estas islas pequeñas pero matonas. Me hace gracia como en una ciudad repleta de bicicletas, pocos las dejan atadas. ¿Para qué? Hemos visto garajes abiertos con dos coches, bicis, herramientas, de todo, como en cualquier garaje. Y abiertos a la calle. Sin problemas. Tiendas de móviles con los aparatos expuestos por fuera de la tienda y fuera de la vista de los vendedores, sin atar, sin vigilancia y sin nada. Y muchos funcionando. En España esos teléfonos duran en los expositores menos de 10 minutos, y eso si hay poca gente.

En fin, más que nada destacar cosas que si bien ya se saben, por haberlas leido en muchos sitios, es curioso comprobarlo por uno mismo.

Playstation 3 en el TIFF

De casualidad, al salir de la estación de JR en Akihabara, nos encontramos justo delante del Edificio donde SONY tiene consolas y demas exponiendo varios juegos de PSP y PS2, coincidiendo con la celebracion del festival internacional de cine de Tokyo.

Subimos, de los juegos hemos pasado bastante, solo he catado el Loco Roco (esta bastante bién), pero el resto no era muy interesante, quizá no habiendo jugado al Wanda en casa pos le habría dado también.

P1010439

Lo que mas nos interesaba, era ver los videos de PS3 que enseñaron en el TGS2005, pero claro, en pantalla de cine y alta resolución. De esto no tenemos fotos pq no se podia pero ha molado bastante. Casualmente, hoy era el penultimo dia en que se hacia este pase y hemos salido del tren 10 minutos antes que empezara…

El metro y el tren

Terminando la vista por los jardines, de pronto Cesar se va corriendo escaleras abajo en la entrada de la estación de metro de Sakuradamon.

DSC01610

Una vez abajo, dudosos de como funciona, sacamos mi navaja suiza, la PDA, con un útil mapa electronico del metro (a falta de GPS subterraneo), y conseguimos trazar una ruta hasta nuestro destino…

Algo dudosos ante la maquina de comprar billetes, preguntamos a un amable señor encargado de las taquillas y nos dice el precio; inserimos los Yenes en la maquina y sacamos un tiquet (del que no tenemos fotos pq se los queda la maquina al salir)

Bajamos al anden, y cojemos el primer metro hasta la estacion de Yurakucho, donde cogeremos la linea JR para llegar a Akihabara (repetimos).

Después de rebuscar, siguiendo los carteles que encontramos subtitulados, llegamos al otro andén. Después de esperar varios minutos y ver que un tren pasó de lado y no venian mas (pasando por la linea de al lado, la Yamanote, un huevo)… miramos el cartel de horarios y vemos que pone que durante esas horas, tenemos que irnos por la Yamanote y hacer transbordo…

DSC01615

DSC01620

Cojemos el primer tren y vemos que para en Akihabara, así que ya no cambiamos mas de tren. Al salir probamos la maquinas para ajustar el precio del tiquet (puedes comprar el mas barato y pagar a la salida).

La impresión ha sido muy buena y le hemos perdido el miedo, así que seguramente lo usaremos mas veces