Diciembre 2012

Instantánea de Tokyo vista desde el mirador de la Tokyo Sky Tree. Como era de esperar, hay un tren circulando. Si lo habéis visto a la primera, sois de los míos 😛

Día 12: Hama Rikyu y Tokyo Sky Tree

Hoy era el último día de mi viaje. No muy temprano me dirigí a los jardines Hama Rikyu (cerca de la estación de Shiodome).

La peculiaridad de este jardín es que dentro tiene el puerto donde se puede coger el barco que sube por el río Sumida hasta Asakusa así que una vez visto todo el jardín, embarqué río arriba para poder ver el Sky Tree de día.

Debo decir que es una torre que me gusta y todavía falta un buen trozo por levantar.

En la primavera de 2012 ya se podrá subir a los dos observatorios. Si la vista desde la Torre de Tokyo es impresionante, desde aquí puede ser aún mejor.

A continuación me volví a Akihabara para terminar las compras pues no tendría muchas más oportunidades. A inicios de la tarde, me fui al hotel a intentar cerrar la maleta, tarea que conseguí con algo de esfuerzo. Luego volví a Akihabara a dar una última ronda y cenar.

Hoy tocó ir a dormir temprano pues la idea era salir a las 6:00 del hotel.

Día 11: El Monte Takao

Hoy ya sin Japan Rail Pass, decidí volver al Monte Takao aprovechando que también hacia buen día.

Esta vez, debo decir que estaba bastante cansado y en vez de subir hasta arriba a pie, hice trampa y use el tren de cable para subir un buen trozo.

Hoy la aglomeración de gente era importante, principalmente por ser festivo. Pese a esto, pude subir tranquilamente hasta la cima donde había aún más gente de picnic.

De camino vi los templos que ya visité la anterior vez.

Mi intención, al contrario que la anterior visita en la que subí y baje por el camino principal (en parte porque empezó a llover), era esta vez descender por uno de los caminos que bordean la montaña por el otro lado. Quería haber hecho la ruta 6 pero al llegar al inicio de la misma resulta que la habían cerrado y solo permitían hacerla en el sentido de subida.

Al final decidí bajar por la ruta 3, la cual empezó con un camino más o menos ancho…

…pero al poco se quedó en un camino por el que pasaba una persona.

Después de un buen rato, llegue a un cruce de caminos que me dio la posibilidad de visitar la cascada Biwa, un sitio por el que quería pasar y que estaba en la ruta 6.

El camino siguió descendiendo…

…hasta llegar a la cascada Biwa, que todo hay que decirlo, no es nada del otro mundo pero tiene un templecito al lado.

Seguí camino abajo un buen rato más hasta el pie del monte.

No dejéis de probar las “Bolas-en-palo” que están riquísimas 😀

Ya de noche, me pase por Asakusa para ver el Tokyo Sky Tree (en construcción aún), la que será la nueva Torre de Tokyo. El edificio en si es espectacular pero de noche es difícil apreciarlo bien así que decidí volver mañana por la mañana.