Renovando equipamiento

Algo más de un año después de las últimas modificaciones importantes (por avería) de mi PC, he decidido darme el capricho y renovar lo más importante del mismo, la CPU, la cual venía arrastrando desde 2007 (un Core 2 Duo E6600) y que últimamente se me antojaba corta de potencia al realizar según que tareas.

Una de las cosas que busco en mi equipo es que sea silencioso. Con el fallo de mi 8800GTS compré una 9800GTX+ (GTS250) por el buen precio que tenía pero pese a tener un nivel sonoro inferior al de los modelos stock (por su disipador), hacía algo más ruido del deseado (era el componente más ruidoso del equipo fijando rpms con el MSI Afterburner).

Por esta razón, he aprovechado y sustituido la tarjeta gráfica también.

Los cambios realizados son:

– Gigabyte GTX460
– Intel Core i7 870 (más económico que modelos inferiores ¬¬)
– 8GB de DDR3 en dos módulos
– NH-U12P SE2
– Gigabyte GA-P55A-UD4

La GTX460 es impresionante. En idle se mantiene en apenas 30ºC (más de 20 menos que la 9800) y es muy silenciosa. Con carga no pasa de los 60ºC. Recordad que mi caja, una Antec P182, es bastante restringida en cuanto a flujo de aire. Por esta razón, estos resultados son excelentes.

El i7-870 también se mantiene gracias al Noctua a 30ºC y no supera los 60ºC en carga, todo esto con los ventiladores al mínimo. La mejora de rendimiento es notable en comparación con el E6600, toda tarea que aproveche los 8 hilos que puede ejecutar la CPU se acaba en un momento y, por ejemplo, puedo correr el Final Fantasy XIV con todo al máximo incluyendo el Ambient Oclusion activado 😮

Lo único avisar a quienes quiera comprar la combinación de placa + disipador que he hecho yo. Como podéis ver, la memoria va justa y si tenéis previsto usar los 4 slots puede que tengáis problemas si usáis módulos con disipador que sobresale por arriba (bastante habitual últimamente).

Thermalright True Black 120

Este lunes, me dispuse a desmontar el Zipang para ponerle pasta térmica Artic Silver 5 que me llegó el otro día y que usé en parte en el MediaCenter.

Después de conseguir sacarlo a duras penas (por su diseño, quedan los pushpins muy escondidos y rozan con un par de heatpipes. Además el diseño de los disipadores de mi placa también hace que cueste acceder a los otros dos >_< ), puse la artic y lo volví a montar.

Cuando tuve los 4 pushpins en su sitio, me fijé que el disipador estaba suelto por un lado. A duras penas volví a desmontarlo y mi sorpresa fue ver que se había roto la rosca de dos de los tornillos (en la parte del disipador). Una solución rápida seria sustituir esos dos tornillos por unos unos mm mas largos, pero visto lo visto no he querido arriesgarme a que se rompa otra vez mas adelante y se caiga destrozando otros componentes.

Así pues, estuve mirando y decidí comprar un Thermalright True Black 120 que leyendo reviews y demás es de lo mejorcito. Esta mañana lo he montado, la verdad es que la instalación ha sido incluso mas sencilla que la del Zipang (con la única pega de que hay que sacar la placa base de la torre).

Basta con instalar el backplate poner el disipador encima (no os olvidéis de poner pasta térmica tanto a la cpu como al disipador) y atornillar el soporte que lleva. El resultado es una sujeción mucho mas segura y adecuada al peso que la que han puesto al Zipang.

A mi ver el resultado es mejor ya que además deja accesibles fácilmente los conectores que pueda tener la placa base. En mi caso, no he tenido problemas de posicionamiento con la AW9D-Max de Abit que tengo 🙂

El ventilador que he elegido es un Nexus PWM Real Silent Case Fan que funcionando a 500-1000rpm da buen resultado con silencio, además al ser pwm mi placa lo gestiona según mi configuración en bios (no me gustan los reobuses y similares).Ya de paso, he conseguido unos Noctua para el chasis (1200rpm limitado a 6V el frontal y trasero y 800rpm limitado a 6V el superior y el de la cámara inferior) que son totalmente silenciosos, en todas las reviews los dejan muy bien y la realidad no es otra 🙂

El resultado ya definitivo es este (me gustaría poder dejar mejor los cables de alimentación pero los dos que están en medio del paso no consigo que me lleguen pasándolos por detrás de la placa xD):

En cuanto a las temperaturas, en LOAD se mantiene a 57-58º estables los cores (51ºC el sensor de la cpu) manteniendo el Nexus a 700rpm, la tapa frontal de Antec P182 cerrada y los Noctua a 6V lo cual es un buen resultado.

En Idle las cosas han mejorado en comparación con el Zipang, ahora estoy a unos 44-46ºC (40-42ºC el sensor de la cpu) manteniendo el Nexus a 500rpm y también con la tapa cerrada.

Esta vez creo que he acertado (no siempre se acierta a la primera) y no puedo hacer otra cosa que recomendaros esta combinación ya recomendada en muchas webs del sector 🙂