Nexus S

Después de algo mas de un año con el Nec N09a y aprovechando una oferta de Vodafone he decidido pasarme al mundillo de Android mediante un Nexus S de Google/Samsung.

Lo que me hizo decidirme por este terminal frente a otras alternativas (algunas de ellas mas económicas) fue el soporte NFC, el estar liberado de fabrica y el tener el sistema operativo sin modificaciones hechas por el fabricante u operador. Esto junto con la celeridad en sacar actualizaciones a las nuevas versiones que caracteriza a los Nexus de Google son un punto a tener en cuenta para aquellos a quienes prefieran evitarse el trastear con ROMs modificadas para conseguir un funcionamiento del terminal.

Por ahora estoy bastante satisfecho con el terminal. Todo funciona como debería. Esperemos que siga así.

Para que este no se sintiera solo, he comprado tres accesorios, por un lado una funda y un protector de pantalla que, si bien la pantalla debería resistir bastante bien las ralladuras (aun no siendo GorillaGlass) prefiero tener la lamina encima por lo que pudiera pasar.

El protector que he comprado ha sido el Steinheil Ultra Optics de SGP, que viene con una lamina de recambio y me ha sorprendido por lo fácil y bien que se ha colocado. A la primera y ni una sola burbuja o mota de polvo debajo del mismo 😀

De calidad no anda mal, reduce el reflejo de la pantalla lo cual quería y el único contra que le encuentro es que hace un ruidito diferente cuando deslizas el dedo por el… pero no es nada grave.

La funda que he elegido ha sido el d3o Impact Leather Slip Case de Tech|21. Esta funda de piel me ha gustado mucho porque no abulta nada, lleva una tira para sacar el teléfono fácilmente y, aunque no lo probaré, lleva en su interior una lamina de d3o para proteger al Nexus en caso de impacto.

Ya para terminar, he comprado el dock oficial por pura comodidad. Esta muy bien ya que cuando lo conectas el teléfono se pone en modo dock y sirve a la vez de reloj de mesa. El puerto para auriculares queda libre por si queremos usarlo de reproductor de música.

Thermalright True Black 120

Este lunes, me dispuse a desmontar el Zipang para ponerle pasta térmica Artic Silver 5 que me llegó el otro día y que usé en parte en el MediaCenter.

Después de conseguir sacarlo a duras penas (por su diseño, quedan los pushpins muy escondidos y rozan con un par de heatpipes. Además el diseño de los disipadores de mi placa también hace que cueste acceder a los otros dos >_< ), puse la artic y lo volví a montar.

Cuando tuve los 4 pushpins en su sitio, me fijé que el disipador estaba suelto por un lado. A duras penas volví a desmontarlo y mi sorpresa fue ver que se había roto la rosca de dos de los tornillos (en la parte del disipador). Una solución rápida seria sustituir esos dos tornillos por unos unos mm mas largos, pero visto lo visto no he querido arriesgarme a que se rompa otra vez mas adelante y se caiga destrozando otros componentes.

Así pues, estuve mirando y decidí comprar un Thermalright True Black 120 que leyendo reviews y demás es de lo mejorcito. Esta mañana lo he montado, la verdad es que la instalación ha sido incluso mas sencilla que la del Zipang (con la única pega de que hay que sacar la placa base de la torre).

Basta con instalar el backplate poner el disipador encima (no os olvidéis de poner pasta térmica tanto a la cpu como al disipador) y atornillar el soporte que lleva. El resultado es una sujeción mucho mas segura y adecuada al peso que la que han puesto al Zipang.

A mi ver el resultado es mejor ya que además deja accesibles fácilmente los conectores que pueda tener la placa base. En mi caso, no he tenido problemas de posicionamiento con la AW9D-Max de Abit que tengo 🙂

El ventilador que he elegido es un Nexus PWM Real Silent Case Fan que funcionando a 500-1000rpm da buen resultado con silencio, además al ser pwm mi placa lo gestiona según mi configuración en bios (no me gustan los reobuses y similares).Ya de paso, he conseguido unos Noctua para el chasis (1200rpm limitado a 6V el frontal y trasero y 800rpm limitado a 6V el superior y el de la cámara inferior) que son totalmente silenciosos, en todas las reviews los dejan muy bien y la realidad no es otra 🙂

El resultado ya definitivo es este (me gustaría poder dejar mejor los cables de alimentación pero los dos que están en medio del paso no consigo que me lleguen pasándolos por detrás de la placa xD):

En cuanto a las temperaturas, en LOAD se mantiene a 57-58º estables los cores (51ºC el sensor de la cpu) manteniendo el Nexus a 700rpm, la tapa frontal de Antec P182 cerrada y los Noctua a 6V lo cual es un buen resultado.

En Idle las cosas han mejorado en comparación con el Zipang, ahora estoy a unos 44-46ºC (40-42ºC el sensor de la cpu) manteniendo el Nexus a 500rpm y también con la tapa cerrada.

Esta vez creo que he acertado (no siempre se acierta a la primera) y no puedo hacer otra cosa que recomendaros esta combinación ya recomendada en muchas webs del sector 🙂