Día 13: la vuelta

Nuestro vuelo hacia Londres salia a las 13:00 hora zulú, por eso, hemos salido temprano, teniendo en cuenta los 3 trenes que teníamos que coger y tal.

En total, hemos tenido que dejar pasar 6 o 7 trenes porque iban los japos embutidos como sardinas dentro de ellos.

Un poco mas y perdemos el N’EX hacia el aeropuerto ¬_¬!

Una vez ahí, facturamos (la mía 25Kg), pasamos el control de seguridad, aduanas e inmigración (con su correspondiente sello en el pasaporte).

Nos damos un paseo por la zona de espera kilométrica y puntualmente subimos al Boeing 747-400 de British Airways.

Esta vez, el vuelo fue mas pesado puesto que no había vídeo a la carta y tenias que esperarte a que empezaran las películas. Por suerte el vuelo fue mas tranquilo y para variar, nos hincharon de comida.

Llegamos puntualmente a Londres y nos dirigimos corriendo a coger el vuelo hacia Barcelona que salia en menos de una hora… y digo corriendo porque viendo que hay dos controles de seguridad (hasta te hacen quitar los zapatos) mejor no entretenerse.

Un vuelo rápido y tranquilo, aunque con un aterrizaje algo malo. Ya en Barcelona recogemos las maletas (uff! llegaron… ^_^) y salimos del aeropuerto (en este país hay control aduanero?) dispuesto a irnos a casita a dormir, que ha sido un día muuuuuuy largo.

Día 1: La ida

Son las 6 de la mañana hora española, y me dispongo a partir hacia el aeropuerto de El Prat para coger el primer avión que nos llevará hacia Londres. Puntualmente, a las 9 hora zulú (:idea:) partimos hacia el primer destino en este pequeñito avión de Iberia.

Llegamos a las 11:20 hora local y procedemos a pasar los diferentes controles de seguridad (hay que ver lo estúpidos que son en Londres… hay varios detectores e incluso te hacen quitar los zapatos… como si fuéramos a pasar bombas y armas por ahí ❗ … hay formas mejores de entrar algo en un avión 😉 )

A las 13:45 parte nuestro Boeing 747-400 dirección Narita. Antes de salir de Heathrow, nos encontramos con esta bonita BSOD…

El avión iba bastante lleno, pero por suerte, el sistema de vídeo era “a la carta” y no tenias que esperar a que empezaran los pases de las películas. Al final, entre las diferentes comidas, varias películas y algunos capítulos de series que llevaba en mi Zen Vision:M no tardaron en pasar las 12h de vuelo.

Lamentablemente, pegamos bastantes saltos momentos antes de llegar a Narita y tuvimos que desviar el vuelo para poder aterrizar (un aterrizaje muy bueno por cierto).

Son las 9:30 de la mañana del “Día 2”.

La vuelta a casa

Después de coger otra vez el Autobús, y tras una hora de viaje, llegamos al aeropuerto de Narita.

P1010949

Al llegar a Japón, ya nos pareció grande, pero la terminal de llegadas no tenia ni punto de comparación con la de salidas… Esta última es enorme, con un huevo de mostradores para embarcar. En nuestro caso fuimos a la Terminal 2, pués ibamos a viajar con la JAL. Después de buscar el mostrador en el panel de embarque, un amable guardia de este (los mostradores estaban agrupados en zonas, cada una con chequeo de equipaje) nos indico que al ser nuestro vuelo “vendido” por Air France, teniamos que ir al mostrador de la otra punta >_<

DSC02188

Después de un chequeo del equipaje, procedimos a su facturación… para luego dirigirnos a la zona “only 4 viajantes”. Después del chequeo rutinario del equipaje de mano y el posterior chequeo de los pasaportes (y la anulación del visado), nos dirigimos a pillar la lanzadera que nos llevará hasta el satelite donde se encuentra el Gate 88, desde el cual subiremos a un precioso 747-400 😀

DSC02199

DSC02207

Una vez en el satelite, ya pudimos contemplar nuestro avión, que estaba siendo limpiado y recargado para la vuelta a París.

DSC02233

Para hacer tiempo, dimos una vuelta observando un montón de 747’s y aprovechamos para comprar unos recuerdos de última hora.

Cerca ya de las 12:00 hora japonesa, subimos al avión y ocupamos nuestro sitio (casualmente, como en los otros vuelos, al lado de ventanilla, y es que parece que, salir algo mas temprano y facturar pronto, tiene sus ventajas).

P1010986

Otra vez como en la ida, también el avión iva medio lleno, teniendo los 3 asientos para nosotros 2, pudiendo estar mas comodos. Viajar en temporada baja, tiene sus ventajas.

Con las “pequeñas” alas desplegadas al máximo, el piloto empieza el despegue.

P1020030

Nos esperan, nada menos que 12h en las cuales realizaremos unos 9500Km hasta llegar a París.

P1020034

El avión, era mucho mas comodo que el que usamos en la ida, era un poco mas amplio y tenia un sistema multimedia algo mejor. Se agradecen la camara delantera e inferior desde las cuales podiamos observar el mundo como en el Google Earth 😛

P1020047

P1020062

La comida no fué tan buena como en la ida, pero ya no se si fué cosa mia o no… creo que me pasó tan rapido el viaje que no asimilé tantas comidas (dos, mas pica picas) >_< Después de un aterrizaje de lujo (un 10 para el piloto), fuimos hacia el Gate desde el que saldria el avión (un 737 en vez del a320 que se suponia) que nos llevaria a Barcelona. Después de despegar, el piloto nos regalo una preciosa vista de París y la torre Eiffel de noche. Después de otro viaje que se hizo cortisimo (esta vez con todo el avión durmiendo) llegamos a Barcelona (pasando por turbulencias y con un aterrizaje no tan bueno). Rápidamente fuimos a por nuestras maletas y pasamos por la aduana en un momento en que no habia ningún Guardia Civil (porsiaca xD) y nos reencontramos con nuestras familias. Ambos nos pusimos al volante de nuestros coches y fuimos para casa a cenar un poco y a dormir en nuestras camitas.

París > Narita

El trayecto hacia Narita fué en un 777-228ER (este ejemplar para ser exactos), bastante viejo e incomodo… pero por suerte, no iba lleno y hubo un swap de asientos bestial con lo que pudimos estar mas comodos.

vista

Por supesto, nos artamos de comer, dos comidas, pica pica a medio viaje buffet libre… por supuesto, todo cosas japas para ir aclimatandonos…

En este caso el piloto si que dominaba la tecnica del “DriftLanding” y realizó un aterrizaje muy suave pese a la niebla que reinava en ese momento.

Durante el taxing hasta la terminal, pudimos deleitarnos con el 747 de JALCargo Plateado, quien fuera un “paquete” 😀

jalsilver

Una vez dentro de la terminal de llegadas, llego el momento mas peligroso del viaje, la visa… nos dejarian entrar o nos denegarian el acceso por nuestra cara de frikis? al final, después de conseguir entendernos con una señorita japa que mucho ingles no dominaba, pasamos a recoger el equipaje.

Sorprendentemente, este habia llegado desde barcelona, sin tener que hacer nada entre medio en el cambio de avion sin problemas.

A continuación, nos acercamos a unos simpaticos señores vestidos de azul, que resultó ser el control de seguridad… muy cachondo el chico, reimos un poco con el trafico de armas y drogas y sin revisar nada de equipaje salimos hacia fuera para diriginos a la metropolis llamada Tokio…

(Curiosos los lavabos del aeropuerto, 100% limpios, 100% automáticos y 100% operativos… deberiamos aprender de ellos)

Barcelona > París

Al final volamos en este Boeing 737-528 (exactamente éste), bastante cutre por cierto y con un piloto que parece que no dominaba mucho los aterrizajes.

737

Esto, no impidio que nos hecharamos unos “profiteroles” con otro avión, aunque al final nos ganó (dada la poca destreza de nuestro piloto volando a 10Km de altitud a unos 900Km/h.

duelo

gps

Unas vista muy majas de “la france”.

vistas

Posibles modelos de avión

Si entráis en Airliners.net, en la sección de búsqueda se puede afinar lo suficiente como para saber con mediana precisión qué aviones nos pueden tocar.

Si limitamos la búsqueda a todos los aviones de Air France que se hayan fotografiado en el aeropuerto de Narita, que es el que se usa para vuelos internacionales en Tokyo (el de Haneda es para vuelos “domésticos”) veremos que casi todos son Boeing 777, en las versiones 228/ER y 338/ER, un poco más largo. También hay algún Airbus A340 y su versión corta, la A330, más o menos equivalentes por funcionalidad a los modelos americanos.

Pero en un principio, para la ida desde París las apuestas son a favor de Boeing 😛

En cuanto al viaje de vuelta al Charles de Gaulle, es con
Japan Air Lines, la compañía de bandera. En este caso las opciones son o bien otro Boeing 777, concretamente el 246/ER o, si tenemos suerte (esperemos que sí), un 747, el que aún es el más grande de los aviones comerciales, en su versión 446.

También queda por saber, aunque tenga menor importancia, qué nos llevará y traerá de Barcelona a París. Es casi seguro que no serán los mismos aviones que hagan el trayecto largo.

De hecho, todo parece indicar que serán Airbus, modelos más pequeños que los anteriores. El candidato más probable es el A320, seguido de su versión reducida, la A319. No es descartable tampoco el A321 e incluso Boeing nos puede dar la sopresa con su modelo equivalente, el clásico 737.

Veremos si en los próximos días lo averiguamos y podemos asegurarlo, o si lo descubrimos el mismo día. En tal caso, en cuanto tengamos las matrículas de los aviones, tendremos galerías de fotos by Airliners aseguradas, porque en esta web si no están todos los aviones civiles en circulación, poco les falta. Y por supuesto, pondremos también las nuestras, azafatas inclusive 😉

Xau xau!