Reparando la Game Gear

La Game Gear de SEGA fue mi primera consola realmente mía. Ya no recuerdo el año en que mi madre me la regaló pero si os puedo decir que es la consola con la que más he jugado y más he disfrutado.

Hará un par de años, cuando me puse a recordar viejos tiempos, me llevé un chasco al ver que la pantalla no se veía a menos que la pusieras en un ángulo anormal y además no se escuchaba el sonido.

Dado que mis conocimientos de electrónica son, por decir algo, nulos, la di por muerta y la volví a guardar en el armario.

No fue hasta unos días que di con este hilo en ElOtroLado donde se hablaba del tema y se explicaba que se podía solucionar sustituyendo los condensadores de la placa base y de sonido.

Aunque yo de soldar cero patatero, nadie me ha enseñado y solo he hechos algunos remiendos en puntos grandes de soldadura en el trabajo, me decidí a intentar repararla. Total, funcionar no funcionaba, así que no tenía nada a perder y sí mucho a ganar.

El problema es generado porque los condensadores se han dañado al pasar los años. Si nos fijamos, veremos corrosión en la base de los mismos. Es importante realizar la reparación cuanto antes pues sino podría ser demasiado tarde para nuestra consola.

En esta foto de la consola “de serie” podéis ver los condensadores (marcados). Hay dos tipos de placa pero los componentes son los mismos.

Si queréis sustituir el lote completo, necesitáis comprar condensadores con los siguientes valores (el voltaje debe ser igual o superior al indicado), el otro valor debe ser igual. No os deberían costar más que 4 o 5€ todos.

100uf 6.3V x 4
100uf 4V
68uf 6.3V
47uf 4V x 2
33uf 6.3V
22uf 6.3V
10uf 6.3V x 4
4.7uf 35V
0.47uf 50V x 2

Es recomendable sustituirlos todos pues si ha fallado uno, al poco puede fallar otro.

El proceso de sustitución no es difícil, abrimos la consola (necesitaremos un destornillador gamebit para quitar uno de los tornillos), localizamos el condensador a sustituir, lo levantamos (esta tumbado encima de la placa) y con el soldador calentamos sus patas para sacarlo.

Una vez fuera, debemos limpiar la superficie, con alcohol o un limpiador de componentes electrónicos, para eliminar la corrosión que pueda haber.

Limpiada la placa, estañamos un poco los puntos de soldadura y soldamos el nuevo condensador, con cuidado de respetar el +/- (la pata larga es el +). Para saber cómo colocarlos, podemos mirarlo en la placa base (esta escrito al lado de cada condensador) o mirar la carcasa del condensador original pues lo tiene también escrito, junto al valor del mismo.
Después de un buen rato, así ha quedado mi preparación:

Como veis, aun no siendo un manitas con el soldador no ha quedado mal la cosa. Los condensadores que encontré eran algo más grandes que lo deseable, pero exceptuando un par, no he tenido problemas en recolocarlos y la carcasa cierra bien. Antes de cerrar la carcasa he puesto cinta aislante, para evitar falsos contactos y que se muevan en caso de recibir algún golpe.

En la placa de sonido, primero probad a sustituir solo el C7. Yo haciéndolo ya se me ha arreglado el problema 🙂

Los demás no los he sustituido porque no los tengo suficientemente pequeños para que quepan y ya lo haré si fallase otra cosa más adelante.

Y nada, mi Game Gear ha vuelto a la vida y estoy muy feliz. Creo que esta es la mejor forma de empezar este nuevo año.