Día 2: Acantilados de Moher

Hoy ha sido un día largo, incluyendo un viaje de 8 horas (ida y vuelta) en coche para visitar los acantilados de Moher, situados al otro lado del país. El camino ha sido largo pero muy entretenido puesto que el TomTom nos ha llevado por carreteras secundarias y estrechas permitiéndonos disfrutar del paisaje.

Aunque hemos ido directos a los acantilados, durante el camino hemos hecho algunas paradas técnicas aprovechando para ver las cosillas que nos íbamos encontrando como por ejemplo el Castillo de Leamenah:

p1000295

La verdad es que no hacia un día muy bonito, aunque podríamos clasificarlo como un día típicamente irlandés. Por suerte hay que decir que la lluvia se ha aguantado todas las veces que hemos bajado del coche y no hemos tenido que usar el paraguas… realmente solo llovía en los desplazamientos.

Después del largo trayecto, llegamos a los acantilados cerca de la 1 del mediodía. Hay que decir que son espectaculares (si, ya sé que hay otros en el norte de Irlanda que son mejores ;)) la única lástima es que la zona “habilitada” para visitantes es bastante cortita y si quieres disfrutar de mejores vistas debes “saltar vallas”.

p1000316

p1000330

p1000336

Ya de vuelta, seguimos parando por el camino para visitar otros sitios como el castillo de Shanmuckinish, el castillo de Dunguaire, la iglesia de Ballinasloe…

p1000395

p1000407

p1000430

Ya por el tarde, dimos una vuelta por Dublín para terminar el día.