Día 16: La vuelta

Hoy nuestro avión salía a las 10:30 desde Narita y en consecuencia salimos temprano hacia el aeropuerto. Dada la situación del Hotel y que hoy ya no teníamos Rail Pass, utilizamos el Keisei Skyliner para llegar. Esta es una alternativa al Narita Express y se coge desde la estación de Ueno. Económicamente hablando, es algo mas barato.

Ya en el aeropuerto, el procedimiento habitual: buscar el mostrador de la compañía, facturar las maletas (uff, no nos pasamos de peso ^^), pasar el control de seguridad, luego el de inmigración y a esperar la hora de embarque.

En el lobby para viajeros, aproveche mi recién comprada “Edy” para hacerme con unas revistillas para amenizar el viaje.

Puntualmente, subimos a nuestro Boeing 747 y partimos hacia Frankfurt.

DSC02127

El vuelo transcurre sin complicaciones aunque ya aproximándonos al aeropuerto tenemos algo de turbulencias, nada importante, en si me gustaron ^_^ (aunque se de uno al que no 😛 ). Para variar en el vuelo Japón>Europa, nos hincharon a comida, demasiada a mi gusto >_<. Una vez en Frankfurt, buscamos nuestra puerta de embarque en el complicado aeropuerto pasando por un control de seguridad y de pasaportes (no veáis el gusto que da no tener que hacer la cola como en Japón, aquí la tienen que hacer ellos 😛 ). Tristemente, el vuelo hacia Barcelona va con retraso y salimos una hora tarde. Por suerte, el piloto toma un atajo y llegamos con solo unos 40 minutos de retraso. Recogemos las maletas (uff, llegaron), cruzamos la inexistente aduana y partimos hacia casita. Ha sido un día muy largo y necesitamos descansar, que mañana hay que ir a Trabajar.