Como pasar HDV (en MiniDV) al PC

En mi último viaje me compre un cámara de vídeo, concretamente la SONY HDR-HC7E, pues estaba muy bien de precio.

Esta cámara graba en HDV (alta definición) sobre cintas MiniDV convencionales. Al contrario que con las cámaras que graban en disco duro o discos DVD, en las cámaras MiniDV hay que pasar todo el vídeo al PC manualmente (por el puerto Firewire) para poder pasar a DVD o editarlo.

Después de un buen rato probando e investigando, y después de ver que con el programa que me ofrecía SONY para importar las cintas al PC, se perdían frames y los vídeos quedaban mal, di con un pequeño programita gratuito llamado HDV Split.

Este sencillo programita nos detecta la cámara por el puerto Firewire y nos permite importar los vídeos para su posterior edición. Además, lee los códigos de tiempo de la cinta para separar en clips (véase, uno por cada vez que iniciamos una grabación).

El proceso es muy fácil, conectamos la cámara, arrancamos el programa, rebobinamos la cinta y le damos al botón grabar. Entonces esperamos a que nos diga que no hay nada mas para grabar. Importante marcar la opción “Scenes Split” para separar la cinta en vídeos por fecha.

Podéis bajar este útil programa desde su web.

Japan Rail Pass

El Japan Rail Pass (JRP) es un billete de tren que nos permite utilizar cuantas veces queramos cualquier tren del grupo JR. Teniendo en cuenta que son el grupo que opera las lineas de tren bala (Shinkansen) y la mayoría de lineas del país, es un complemento ideal para cualquier viajero que quiera salir de Tokyo y adentrarse un poco en el país. Con dos o tres viajes largos en tren bala, el coste del JRP se amortiza de sobras.

Además, nos permitirá movernos por todo Tokyo, teniendo que usar muy pocas veces el metro.

Continuar leyendo “Japan Rail Pass”

Día 13: la vuelta

Nuestro vuelo hacia Londres salia a las 13:00 hora zulú, por eso, hemos salido temprano, teniendo en cuenta los 3 trenes que teníamos que coger y tal.

En total, hemos tenido que dejar pasar 6 o 7 trenes porque iban los japos embutidos como sardinas dentro de ellos.

Un poco mas y perdemos el N’EX hacia el aeropuerto ¬_¬!

Una vez ahí, facturamos (la mía 25Kg), pasamos el control de seguridad, aduanas e inmigración (con su correspondiente sello en el pasaporte).

Nos damos un paseo por la zona de espera kilométrica y puntualmente subimos al Boeing 747-400 de British Airways.

Esta vez, el vuelo fue mas pesado puesto que no había vídeo a la carta y tenias que esperarte a que empezaran las películas. Por suerte el vuelo fue mas tranquilo y para variar, nos hincharon de comida.

Llegamos puntualmente a Londres y nos dirigimos corriendo a coger el vuelo hacia Barcelona que salia en menos de una hora… y digo corriendo porque viendo que hay dos controles de seguridad (hasta te hacen quitar los zapatos) mejor no entretenerse.

Un vuelo rápido y tranquilo, aunque con un aterrizaje algo malo. Ya en Barcelona recogemos las maletas (uff! llegaron… ^_^) y salimos del aeropuerto (en este país hay control aduanero?) dispuesto a irnos a casita a dormir, que ha sido un día muuuuuuy largo.

Día 12: Hakone

Hoy con César hemos decido hacer una excursión final a Hakone. El viaje ha sido muy bonito.

Hemos ido en Shinkansen hasta Odawara, donde hemos pillado un trenecillo hasta Hakone-Yumoto.

Ahí, hemos cogido un tren que nos ha subido por la montaña, haciendo varios cambios de sentido, llegando hasta Gora.

En Gora, hemos cogido el tren por cable (como un cremallera) hasta Souzan…

…desde donde hemos pillado el Teleférico hasta Owakudani, sobre volando las famosas minas de Hakone.

Debido a las obras de la línea del Teleférico, hemos seguido en autobús hasta Togendai.

Ahí, hemos subido a un barco que nos ha dado un bonito paseo por todo el lago.

Como podéis ver, una excursión completa 😎

En cuanto nos hemos cansado, hemos empezado el camino de vuelta, no sin antes probar los famosos “Huevos duros negros” de la zona. Muy buenos por cierto.

Para variar, ha empezado a llover durante la vuelta.

Una vez en Tokyo hemos parado un momento en Akihabara para comprar 3 cosas que nos dejamos ayer y hemos vuelto al hotel a cenar y a preparar (e intentar cerrar) las maletas, que mañana tenemos que salir temprano para el aeropuerto.


Pequeño Skyline avistado en Akiba (foto hecha para probar la cámara de vídeo :cool:)

Día 11: de compras por Akihabara (2)

Hoy he descansado bastante. Hasta las 13:00 no he decidido partir (solo pues la gente seguía durmiendo) hacia Akihabara (donde habíamos decidido ir hoy) para realizar todas las compras.

Tranquilamente, me he paseado tienda por tienda buscando todo lo que tenia en mente comprar.

Ha sido sin duda el día mas fructuoso de todos. He encontrado todos los Densha de GO! que buscaba 🙂

Al final, después de mirar precios y comparar, también me he comprado una cámara de vídeo (en el Yodobashi, impresionante centro comercial)… la verdad es que con los euros que te ahorras de comprarla en España, ha valido la pena. Además es el modelo europeo ^^

Ya por la noche, he localizado al resto de gente y hemos ido a cenar. Luego yo me he vuelto al hotel a dormir, pues sigo con el resfriado. 🙂

Día 10: La costa de Jogasaki

Con el pañuelo en la mano (y unos cuantos de reserva en la mochila) he partido yo solo en un Kodama Shinkansen (Serie 300) hasta Atami, donde he cogido un tren de la JR Ito Line hasta la ciudad de Ito, para hacer transbordo con la Izukyuko Line que me ha llevado hasta Jogasaki-Kaisai.


Tren de la JR Ito Line


Tren de la Izukyuko Line

Después de seguir un paseo lleno de casitas, se llega a la costa de Jogasaki. A quien le gusten los acantilados le gustará la zona.

No hacia muy buen día la verdad, y encima llevaba encima el resfriado, así que sin perder mucho tiempo fui paseando por todo el acantilado hasta llegar a Futo, el siguiente pueblo. Ahí después de perderme por sus pronunciadas calles bajo la lluvia, conseguí llegar a la estación de tren, desde la cual deshice el camino para llegar a Tokyo otra vez.


Futo al fondo de la foto


Pequeño templo de Futo


“The Black Ship” avistado en Ito

Antes de ir a cenar al Hotel, me di una vuelta por Ikebukuro. Espero encontrarme mejor mañana.